viernes, 13 de abril de 2018

Cuento encadenado


Hoy en clase hemos comenzado un cuento. Para ello hemos usado nuestro dado de las emociones y una ruleta en la que hemos apuntado todos los lugares que se nos han ocurrido que podría desarrollarse nuestro cuento. Luego hemos pensado en el protagonista del cuento, una manzana, y, por último, hemos unido todos esos elementos. El cuento comienza así:

"Había una vez una manzana que paseaba por el bosque con su novio, una pera, y de pronto la manzana se perdió..."

Ahora os toca a vosotros, las familias, continuad el cuento. Tenéis hasta el viernes 20 para escribir un párrafo con ayuda de vuestro hijo/a. Todo vale menos terminar la historia. El cierra al cuento lo daremos en clase 

Para contribuir al cuento sólo tenéis que escribir en los comentarios de esta entrada teniendo en cuenta lo ya escrito en comentarios anteriores.

Recordad que todo comentario es regulado por mi, por lo que si veis que no se publica al segundo no os preocupéis, es que el comentario tiene que tener previamente mi visto bueno. 

Gracias por participar.

jueves, 12 de abril de 2018

Un día con arte

Este martes disfrutamos en clase de una actividad concedida por el Ayuntamiento de Málaga. La actividad consistía en conocer un poco más sobre la vida y obra de Vincent van Gogh





 


Durante la actividad vieron un vídeo que les gustó mucho ya que se trataba de una animación de una de las obras más famosas de este pintor y que, además, tenemos en clase.

La lechuga

Hablando esta semana sobre comida sana o no sana y de comida que debemos comer mucho o muy poco, llegó la lechuga.

La lechuga es el producto del huerto del colegio y en cuanto entró en clase ya muchos decían que comían lechuga en la ensalada. De esta manera dos de los pequeños salieron a explicarnos cómo eran las ensaladas que decían que comían.


Nuestro primer compañero nos dijo que las comía con maíz, tomate, zanahoria y atún y que las "aliñaba" con aceite, sal y vinagre.

Nuestra segunda receta venía de manos de una de las niñas de clase que las preparaba de la siguiente manera: tomate, pepinillo, maíz, remolacha, cebolla y salsa de yogurt.


De esta forma vimos que existen diferentes formas de comer sano, todo depende de nuestros gustos, así que si de una forma nos nos gusta un alimento podemos probar de otra manera, con otra receta. Por cierto, esta actividad ha dado pie a otra que ya os informaré más adelante, pero que necesitaremos de la ayuda en casa.





Aprovechando la idea de la ensalada al día siguiente trabajamos con Estrella para elaborar nuestra ensalada, mi intención era ver si los problemas de días anteriores se habían solventado realmente. Cada grupo tenía que recoger un alimento y volver al punto de partida, pero tenían que pausar (con el comando de pausa) a Estrella en ese alimento para que le diera tiempo a cogerlo y luego dar marcha atrás. Los cuatro equipos funcionaron fenomenal y no hubo problemas. Ya teníamos nuestra rica ensalada. Además cada equipo, gracias al trabajo en equipo, conseguía atrapar otra "Fresi" para ir subiendo de nivel en el juego. 

Aparte de estos logros cada niño o niña va sumando insignias dependiendo de ciertas actividades que realizan en el aula. Poco a poco van consiguiendo insignias que podrán canjear por algún beneficio, como puede ser elegir el rincón de juego que quieran durante dos días seguidos o cambiar de sitio durante dos días... y algunos más que poco a poco irán sumándose a la lista, pero que requieren de esfuerzo por su parte para conseguirlos.


Hoy mismo hemos tenido otra sorpresa. Uno de los pequeños ha traído de casa una receta escrita de una ensalada muy, pero que muy, completa. Así que ya podemos decir... ¡a comer ensalada!


La información que están trayendo, al ser en formato A4, nos ha permitido ir creando un libro con toda la información, así podremos revisarla cuando queramos ya que la hemos dejado en la biblioteca de clase.


Cuentos y experimentos

Retomamos la actividad con la que los pequeños demuestran todo lo que saben. Hace unas semanas uno de los compañeros de clase nos traía un experimento para demostrarnos que si metíamos un vaso boca abajo en el agua el agua no entraba, para ello metió un papel dentro de vaso y comprobamos que al sacarlo el papel seguía seco. El agua no entraba al vaso porque el vaso estaba "lleno de aire".



La semana pasada, aprovechando una visita a la biblioteca, otro de los compañeros nos contaba 4 cuentos diferentes sobre un dinosaurio y su amiga, una hormiga. Desde ese día muchos de los pequeños de clase quieren contarnos sus cuentos sobre alimentos.





Os dejo un vídeo de cómo animan a sus compañeros después de que compartan sus conocimientos con nosotros.


Al final siempre nos quedamos, como me decía M.R.G., con "las manos rojas de tanto aplaudir".

miércoles, 11 de abril de 2018

La máquina de sumar


El año pasado la seño Marina nos dejó de regalo una maquina de sumar para clase. Este año, para facilitar su uso en clase, utilizamos una caja con pequeños cajones para poder buscar los números lo más rápidamente posible. De esta forma podemos encontrarnos en las etiquetas plateadas parejas de números para crear la suma y en las etiquetas doradas los números para el resultado.

Cajones con números y tapones
La dinámica es sencilla: a) un compañero pone una suma, b) su pareja pone el resultado y , por último, c) meten por cada tubo tantos tapones como pone la etiqueta. Sabrán que no se han equivocado al contar los tapones resultantes abajo.

En clase el compañero que debe poner el resultado cierra los ojos, es una idea suya que supongo que será para darle más emoción al juego.


Primeras exposiciones del proyecto Hábitos de vida saludables


Cada día surgen preguntas en el aula que podemos responder con la bibliografía de la que disponemos o usando Internet, pero otras muchas veces esas dudas los pequeños se las llevan a casa para poder darles respuesta en familia. 

Este lunes surgió una duda sobre el chocolate, unos decían que era bueno y otros decían que no era bueno para la salud, así que decidimos llevar la pregunta a casa.


Al día siguiente P.A. nos traía una explicación muy clara de los aspectos positivos y negativos del chocolate, además de explicarnos cómo se obtiene y de dónde procede el mismo. Esta exposición nos sirvió para saber que algunos alimentos son buenos o malos para la salud según la cantidad que tomemos, así el chocolate es bueno para el corazón si consumimos poco, pero es malo si consumimos mucho porque nos puede producir obesidad. Además otros compañeros sumaron más información al contarnos que dependiendo del tipo de chocolate sería mejor o peor para la salud, así que cuanto "más blanco" es el chocolate más azúcar tendrá y peor será, pero también descubrimos que cuanto más negro es el chocolate mejor y que al ser más puro es menos dulce y más amargo. También pudimos aprender que lo bueno que tiene el chocolate es que si hacemos deporte se consume muy pronto las calorías que nos aporta, en resumen, el deporte es muy importante para mantenerse en forma.

En general fueron muchas las aportaciones que hizo el grupo. Se nota que ya están acostumbrados a debatir largo y tendido sobre un tema concreto.


Pero no fue la única aportación del día. A.A. nos trajo información sobre los alimentos que tenemos que comer mucho y los que hay que comer poco, según él las galletas tienen mucha azúcar y eso es malo para nuestro cuerpo, así que hay que tomar más frutas y menos bollería industrial.

martes, 10 de abril de 2018

Misión 1: Atrapa la FLDSMDFR


La semana pasada comenzó la aventura. Nos enfrentamos a la primera misión de Atrapa la FLDSMDFR. 

Comenzamos el día cómo cualquier otra mañana, pero al llegar al momento de cantarle cumpleaños feliz a uno de los compañeros de clase nos llevamos una sorpresa, la FLDSMDFR aparecía en la pantalla de la PDI. 

La FLDSMDFR
Al pinchar en ella pudimos encontrarnos con la primera misión de nuestra aventura, aunque antes de empezar vimos un vídeo que nos dejaba clara nuestra misión. Algunos niños de clase vieron la relación con Wall-E Reloaded e incluso decían que Chester V. era amigo de Auto (el malo malísimo de Wall-E Reloaded). Empezaban los retos.


El primer reto era muy sencillo consistía en leer unas adivinanzas y descubrir de qué hablaban. Una vez que sabíamos que teníamos que ir a la biblioteca en busca de un libro pasamos al siguiente reto: averiguar de qué libro se trataba. Para este reto Estrella se convertía en nuestro aliada, pero teníamos que tener cuidado porque los hologramas de Chester V. nos podían atrapar. Nos pusimos manos a la obra y en equipo escribieron los comandos necesarios para programar a Estrella y que llegara a la casilla de la biblioteca. Todo fue un FRACASO.

Es la primera vez que todos los grupos fallan en superar un reto y las normas eran claras, tenían que esperar al menos un día para seguir con los retos. De todas formas salimos más fortalecidos porque cuando fracasamos, nos equivocamos, tenemos que analizar la razón del mismo. Esto nos permitió ver qué había ocurrido en el seno de cada grupo. Los errores que se repitieron fueron las prisas y la falta de escucha por parte de los moderadores de cada equipo. Entre todos hablamos de las estrategias que teníamos que aprender para superar esos errores para que no ocurrieran más o, al menos, saber sortearlos.


Emocionados por poder superar el reto después del fracaso del día anterior

  
Al día siguiente seguimos con el reto dos de nuestra misión. En esta ocasión todos lo escribieron bien menos un grupo, pero cuando la pareja que el moderador mando a programar a Estrella salió para hacerlo sucedió algo que no me esperaba. Sin decir nada introdujeron los comandos correctos. ¿Trampa?, no. Eso es saber reconducir un problema en décimas de segundos. Por lo que se llevo mi felicitación por saber sortear un problema que habían detectado sin dudarlo. Así que todos los grupos consiguieron llegar a la casilla de la biblioteca.


Cuando llegaron a la casilla vieron el signo de Aurasma por lo que sabían que la imagen de la biblioteca era un marcador que teníamos que descifrar con la tablet. Al leer el marcador pudimos ver el libro que teníamos que buscar en la biblioteca, pero al ir a salir de clase...

Chester V. parece que es un artista de la improvisación.
Chester V. nos había encerrado en clase. Teníamos que descifrar el código secreto que abriría la puerta. Para ello tuvimos que desvelar el tercer reto que consistía en convertir un código de colores en números. Al reunirse en equipos todos lo acertaron rápidamente, se trataba de los colores de las regletas, así que no fue difícil descifrar el código, aunque antes tuvimos que trabajar con las regletas  para ver que nos nos equivocábamos. Ya podíamos ir a la biblioteca.


Al llegar a la biblioteca un miembro de cada equipo, seleccionado por el moderador, buscó el libro teniendo en cuenta el tejuelo que tenía. Tampoco fue difícil encontrar el libro. Al final todos estábamos contentos porque teníamos el libro que nos ayudará a superar futuras misiones y aprender sobre una dieta sana.


De esta forma trabajamos robótica, descomposición de los números, sumas, saber manejarnos en la biblioteca, trabajo cooperativo, aprender de los errores, a escuchar, a leer, etc. 


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...